La diabetes

¿A qué médico tratar con colesterol elevado?

El colesterol es un lípido indispensable, cuya presencia es vital para cualquier organismo vivo. Las moléculas de colesterol son subunidades hidrófobas de un alcohol polihídrico, la mayoría de las cuales se sintetizan de forma endógena en el cuerpo. Un estilo de vida incorrecto y el consumo diario de alimentos ricos en colesterol contribuyen a aumentar los niveles de lípidos endógenos. Con un desequilibrio de los lípidos en la sangre, se desarrollan patologías cardiológicas y vasculares. En las primeras etapas de la enfermedad está latente. Las quejas subjetivas aparecen solo en etapas marcadas.

Los primeros síntomas de aterosclerosis aparecen solo con obstrucción del vaso en más del 50%. Ya ante el menor signo de una enfermedad, es necesario consultar a un especialista. No todos los pacientes saben qué médico trata el colesterol. Este factor también contribuye a una solicitud posterior de atención médica.

Indicaciones para acudir a un médico.

Muchos tipos diferentes de lípidos circulan en el cuerpo humano.

En un cuerpo sano, se produce un metabolismo normal de los lípidos, debido a lo cual se mantiene el equilibrio de varias sustancias grasas.

Cuando los trastornos metabólicos desarrollan una violación de la proporción de varias grasas, se produce el desarrollo de aterosclerosis y otras patologías graves.

Normalmente, los siguientes tipos de lípidos circulan en la sangre:

  • moléculas de colesterol total;
  • diversas fracciones de lipoproteínas;
  • triglicéridos.

Un aumento o disminución del nivel de cualquiera de estos factores indica un posible proceso patológico.

Se distinguen las siguientes fracciones de lipoproteínas:

  1. Lipoproteínas de alta y muy alta densidad con pronunciadas propiedades antiateroescleróticas. La reducción de HDL / HDLF conduce al desarrollo de la aterosclerosis o su agravación.
  2. Lipoproteínas de baja y muy baja densidad, que tienen el efecto opuesto sobre los factores anteriores. Un aumento en la concentración de LDL / VLDL conduce al lanzamiento del mecanismo aterosclerótico y al inicio de la formación de placas de colesterol. La placa aterosclerótica es un elemento morfológico de la aterosclerosis.

Cambiar estos parámetros es una buena razón para acudir a un médico.

Además, el tratamiento requiere una condición que acompañe la presencia de síntomas subjetivos, así como violaciones de otros parámetros metabólicos en el cuerpo.

Grupos de riesgo de aterosclerosis

La aterosclerosis es una enfermedad polietiológica y, en cierta medida, idiopática.

Esto significa que, al mismo tiempo, muchos factores inclinan al paciente a la morbilidad y, al mismo tiempo, ninguno de los factores es 100% causa de aterosclerosis.

Se distinguen los siguientes grupos de riesgo de pacientes:

  • personas que prefieren un estilo de vida poco activo;
  • fumadores
  • personas cuya dieta está llena de carbohidratos simples y grasas de origen animal;
  • género y características sexuales: hombres mayores de 50 años;
  • individuos con una predisposición genética;
  • pacientes con patología cardíaca;
  • pacientes diabéticos;
  • Paciente con patología reumática.

Las personas en cualquier grupo de riesgo necesitan una prevención primaria temprana de la aterosclerosis.

La prevención primaria implica el uso de fármacos no específicos no específicos, así como la prevención de fármacos antes del inicio de las manifestaciones clínicas del proceso patológico.

La prevención primaria incluye formas de modificar el estilo de vida y la dieta, el uso de suplementos dietéticos y el control regular de los análisis de sangre.

Por prevención secundaria se entiende un conjunto de medidas destinadas a prevenir el desarrollo de complicaciones y la progresión de la enfermedad.

Este tipo de profilaxis es apropiado para personas con una causa establecida de crecimiento del colesterol.

Los primeros signos de la aterosclerosis.

Busque atención médica debe estar en la etapa preclínica de la enfermedad. El médico puede brindar atención médica completa y promover la recuperación completa solo en las etapas iniciales y borradas de la enfermedad.

La peculiaridad del curso de la enfermedad es un largo período latente o subclínico. En esta etapa, hay una tendencia al desequilibrio de lípidos, pero no hay quejas.

Para tratar esta etapa es más favorable en términos de proyecciones. El tratamiento temprano puede aumentar significativamente las posibilidades de recuperación completa y, en general, mejorar la calidad de vida.

Los síntomas aparecen con una obliteración más pronunciada del vaso, y depende directamente de la ubicación de la enfermedad.

Los siguientes síntomas son característicos de la aterosclerosis:

  1. Debilidad, fatiga, somnolencia.
  2. Alteración de la atención, memoria, funciones mentales.
  3. Mareos y desmayos.
  4. Dolor en el pecho y extremidades.
  5. Sensaciones de frialdad, hormigueo en las partes distales de las extremidades.
  6. En la aterosclerosis diabética de las extremidades inferiores, se observa claudicación intermitente.
  7. El paciente, en algunos casos, puede quejarse de hipertensión arterial. El aumento en los números de presión arterial por encima de 140 y 90 mmHg. Art. Requiere terapia hipotónica.

Los síntomas dependen directamente de la localización de la enfermedad y la forma de su curso. Sin embargo, nunca es demasiado tarde para tratar la aterosclerosis. Incluso con formas severas, es posible ayudar al paciente a vivir una vida sin dolor ni sufrimiento.

En las últimas etapas es difícil curar la aterosclerosis, y la calidad del tratamiento depende directamente de la adherencia del paciente al tratamiento, las calificaciones del médico y el estado material del paciente.

La posibilidad de supervivencia puede aumentar con la cirugía en la parte obtyurirovannoy del vaso.

Especialistas en aterosclerosis

Para comenzar el tratamiento, en primer lugar, es necesario comprender qué médico se ocupa del colesterol. Debido al hecho de que la aterosclerosis es una enfermedad de etiología desconocida, los médicos de diferentes especialidades pueden participar en el tratamiento de la enfermedad.

Es más recomendable, en caso de sospecha de aterosclerosis y colesterol alto, ponerse en contacto con su médico-médico en el lugar de residencia. El terapeuta está obligado a extraer sangre del perfil lipídico. Este paso es el primer paso en el proceso de diagnóstico.

Además, esta patología involucró a médicos relacionados con profesiones.

Un paso más en el diagnóstico es clarificar los métodos de examen. Como métodos adicionales de examen, pueden servir procedimientos de diversos grados de invasividad. No todas las actividades se pueden llevar a cabo en un nivel de atención ambulatoria.

Los siguientes médicos pueden ayudar a los pacientes con aterosclerosis:

  • un médico de familia puede recetarle a un paciente un análisis de sangre bioquímico que indicará con precisión la presencia de un trastorno metabólico;
  • Si se confirma un trastorno del metabolismo de los lípidos, el médico de familia envía al paciente para una consulta con un cardiólogo.
  • un cardiólogo prescribe una terapia óptima;
  • La consulta con un nutricionista ayudará al paciente a normalizar la naturaleza de su dieta para prevenir la formación de placas de colesterol;
  • Con la ayuda de un endocrinólogo, puede verificar la función del páncreas, así como otros órganos de secreción interna;
  • Es necesario consultar con un gastroenterólogo para descartar una enfermedad hepática orgánica.

Sabiendo qué médico debe tratarse con colesterol colgado, es posible evitar la progresión de la enfermedad y comenzar la terapia de inmediato.

Cómo tratar la aterosclerosis le dirá al experto en el video de este artículo.

Loading...